¿Cómo manejar las lesiones del cartílago?

Aunque las lesiones pequeñas del cartílago se encuentran comúnmente en los procedimientos de artroscopia de rodilla, las lesiones condrales y osteocondrales significativas son relativamente poco frecuentes. La incidencia de lesión del cartílago aumenta cuando se considera el origen traumático, especialmente cuando se aborda una patología ligamentosa o meniscal significativa. Las opciones de restauración abarcan desde la negligencia benigna hasta los procedimientos abiertos que restauran el cartílago y el hueso subcondral. La mejor opción de procedimiento depende en gran medida del tamaño de la lesión, la profundidad y la ubicación. Las lesiones más pequeñas aisladas al cartílago <2 cm2 se pueden tratar con técnicas de estimulación de la médula como la microfractura con o sin opciones biológicas (aspirado de médula ósea concentrado o plasma rico en plaquetas con o sin precursores o andamios de cartílago). Se ha informado que la microfractura sola en lesiones más grandes es menos duradera y, por lo tanto, no se recomienda para lesiones más grandes. Las lesiones más pequeñas <2 cm2 que incluyen una lesión subcondral se pueden tratar con implante de autoinjerto osteocondral, en el que se transfiere un núcleo de cartílago y hueso desde una superficie relativa que no soporta peso a la lesión.

Las lesiones osteocondrales más grandes> 2 cm2 se tratan mejor con un trasplante de aloinjerto osteocondral, donde los núcleos osteocondrales de un cadáver fresco de tamaño similar coinciden con la lesión del paciente. Esta opción puede requerir que se coloquen múltiples núcleos en un patrón de “muñeco de nieve”; sin embargo, la literatura reciente demostró que un solo enchufe podría producir mejores resultados. Alternativamente, para lesiones grandes solo condrales, se puede elegir un procedimiento de repavimentación que puede incluir opciones biológicas. La implantación de condrocitos autólogos (ACI), actualmente en su tercera iteración (matriz ACI [MACI]), es una excelente opción con buena durabilidad a largo plazo. Además, MACI puede usarse para lesiones condrales en la articulación patelofemoral, donde la coincidencia de la topología articular nativa puede ser más difícil. Si el paciente tiene una lesión subyacente de la médula ósea pero una tapa de cartílago intacta que parece saludable en el examen artroscópico, se puede considerar una descompresión central e inyección con productos biológicos como BMAC y andamio óseo con pegamento de fibrina (también conocido como bioplastia). También es crítico que el cirujano aborde cualquier patología concomitante de rodilla que pueda comprometer la restauración del cartílago. Esto incluye abordar la mala alineación con osteotomía distal femoral, tibial proximal o tubérculo tibial, deficiencia meniscal significativa con trasplante meniscal y cualquier inestabilidad por falta de ligamentos cruzados o colaterales con reconstrucción de ligamentos.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31604490/

https://www.arthroscopyjournal.org/article/S0749-8063(19)30721-2/fulltext

https://podcasts.apple.com/us/podcast/arthroscopy-podcast/id1441179280

Chahla J, Stone J, Mandelbaum BR. How to Manage Cartilage Injuries?. Arthroscopy. 2019;35(10):2771–2773. doi:10.1016/j.arthro.2019.08.021

 

 

 

 

 

Doctor Paulo Cesar Guevara Rosales. Soy un médico de alta especialidad y subespecialidad en el campo de ortopedia y traumatología
Importa los datos de mi consultorio a tu celular en un solo click!!!

Post recientes

Necesitas una consulta
Contáctanos

  • 2222152123 / 2226173965
  • Urgencias: 2222996483
  • pauloguevara@hotmail.com
  • Hospital Ángeles Puebla. Torre de Especialidades, octavo piso, Consultorio 3800 Av. Kepler No. 2143. Col. Reserva Territorial Atlixcayotl.
  • Lunes a viernes: 10:00 - 20:00 hrs. / Sábados de 10:00 - 14:00 hrs.